Cual es mejor: ¿SSD, HDD y SSHD?

Diferencias

La principal diferencia entre una unidad SSD y un disco HDD es que en realidad a la unidad SSD no la podemos llamar Disco. Físicamente no es un disco, sino que se trata de una unidad de almacenamiento. No trabaja girando como tradicionalmente han trabajado los discos, sino que es estática. Para hacernos una idea, sería como una tarjeta SD o un pen drive. Para escribir o buscar información, el disco duro tiene que girar, y el lector o aguja, buscar donde está guardada la información. Un SSD simplemente ofrece la información, sin movimiento.

Por otro lado, las unidades SSHD son una mezcla de ambas. Podíamos pensar que esto aunará las ventajas de las unidades SSD y las de los discos HDD, pero por el mismo motivo, también las desventajas. Como veremos a continuación, el resultado no siempre es igual a la suma de los dos factores.

SSD (Solid State Drive)

Es una unidad de almacenamiento estática, rápida y eficiente. Su nombre de «estado sólido» nos indica que nunca está en movimiento. Básicamente sirve para lo mismo que cualquier otra unidad, pero la diferencia está en la manera de funcionar.

Ventajas

La ventaja más significativa de este sistema es su velocidad. Son hasta 8 veces más rápidos que los HDD, y por eso harán que el funcionamiento sea mucho más fluido.

Son más duraderos debido a que no se encuentran en movimiento y el desgaste es menor.

La información que guardamos en nuestro SSD, está más segura que en un disco HDD. Hay menor riesgo de rotura por un golpe, etc. Esta ventaja lo hace ideal para ordenadores portátiles.

Aunque no de manera muy significativa, sí que podemos decir que su tamaño es menor que el de los discos duros. Los ordenadores de Apple y algunos Ultrabook suelen usar discos de este tipo, lo que ayuda a tener un diseño muy ligero y fino.

El ruido que generan los HDD actuales no es muy elevado, pero los SSD no generan nada.

Desventajas

Es difícil encontrar desventajas a este sistema, pero como todos los sistemas, tiene un punto débil, y este es el precio. Cuando salieron, los SSD tenían precios desorbitados, y en cuanto un modelo de ordenador lo montaba, el precio subía muchísimo. Con el paso del tiempo, las cosas se han ido normalizando, cada vez más usuarios compran unidades SSD, y por lo tanto desciende el precio. De todos modos, aún se encuentran lejos de los HDD, y como cabe pensar, serán siempre más caros porque indudablemente son mejores.

HDD (Hard Disk Drive)

Este disco es el tradicional, el de toda la vida, el típico disco que gira, y como si de un vinilo se tratase, se lee (y escribe) mediante una especie de aguja.

Ventajas

Su principal ventaja es el precio. Por el mismo dinero podemos encontrar un SSD de 120 Gb y un HDD de 2 Tb.

Si necesitas gran capacidad de almacenamiento y no vas a necesitar usar programas que consuman muchos recursos, un ordenador con un HDD puede conseguir satisfacer tus necesidades por mucho menos. Esto puede suponer una gran ventaja, puesto que tendrás mucha más capacidad para guardar todo tipo de archivos.

En caso de ser un ordenador fijo, las desventajas de tamaño, fragilidad y similares, no tendrán gran importancia y deberíamos desestimarlas.

Desventajas

Aunque puede tener una capacidad enorme, los procesos funcionarán más lentos, ya que requiere de un movimiento físico del disco y el lector. Estos movimientos, aunque de manera muy reducida, suponen una disminución de la durabilidad del disco.

Son unidades mucho más frágiles. Un golpe puede causar un daño irreparable y la consiguiente pérdida de información. Siempre es recomendable tener copias de seguridad externas, pero en el caso de tener un HDD esto cobra una mayor importancia.

Para ordenadores portátiles ocupan más espacio, hacen ruido y pesan más. Para este tipo de ordenadores, en los que generalmente no necesitamos tanta capacidad, lo mejor sería montar un SSD. Aunque claro, si tampoco necesitamos un gran rendimiento y lo único que buscamos es una usabilidad básica, con un HDD tendremos suficiente.

SSHD (Solid State Hybrid Drive)

Como posible solución a la diferencia entre SSD y HDD surge el SSHD, un híbrido que busca aunar todas las ventajas de los dos tipos de unidades. Funcionan con un pequeña unidad flash, tipo NAND, y una unidad de disco duro tradicional.

Ventajas

Aunque no llega a la velocidad de los SSD, bien es verdad que supera con creces a los HDD. Esta es su mayor ventaja, y hace que el funcionamiento sea fluido.

Su precio es bastante menor al de los SSD, y casi se asemeja al de los HDD.

Su uso es ideal para ordenadores fijos en los que no nos importe el tamaño, ruido o fragilidad de sus componentes, dado que va a estar protegido y sin moverse.

Si queremos gran capacidad, muy buen rendimiento y un precio competitivo, esta es la solución.

Desventajas

En este caso, la velocidad y rendimiento es la única desventaja que no comparte con los HDD.

Al seguir siendo un HDD al que le agregamos algo, sigue siendo más grande, frágil y hace ruido. No es la mejor solución para portátiles que vamos a mover mucho, pero si puede ser una solución alternativa para lograr mayor rendimiento con gran capacidad.

En nuestra tienda tenemos SSDs de alta duración y excelente desempeño!!!

¿Lo que debes saber sobre las Pastas Térmicas?

¿Qué es la pasta térmica?

La grasa térmica, también llamada pasta térmica o silicona térmica, es una sustancia que incrementa la conducción de calor entre las superficies de dos o más objetos que pueden ser irregulares y no hacen contacto directo. En electrónica e informática, es frecuentemente usada para ayudar a la disipación del calor de componentes mediante un disipador.



¿Qué propiedades tiene?

La propiedad más importante de la grasa térmica es su conductividad térmica medida, por ejemplo, en vatios por metro-kelvin (W/(m·K)). La conductividad térmica típica para los compuestos térmicos de silicona y de óxido de zinc es de 0,7 a 0,9 W/(m·K). En comparación, la conductividad térmica del cobre es de 401 W/(m·K) y la del aluminio, de 237 W/(m·K). Los compuestos térmicos de plata pueden lograr una conductividad de 2 a 3 W/(m·K) e incluso superarla. El compuesto debe ser fluido para facilitar su aplicación en capas extremadamente finas.


¿Qué tiempo de duración tiene?

La duración de la pasta térmica está definida directamente con el uso del ordenador, aunque por lo general los fabricantes marcan la gran mayoría con 2 años de tiempo de uso, es altamente recomendable cambiarla cada año o 6 meses dependiendo del uso del PC. Hay que tener en cuenta que es un componente principal del sistema de refrigeración de nuestro PC y si deja de hacer su función los componentes podrían quedar dañados.

¿Como debo aplicarla?

Para aplicar la pasta térmica, lo primero que se debe hacer es limpiar bien la superficie del procesador y la del disipador. Una vez estén limpias y secas, se debe aplicar un poco de pasta térmica sobre el procesador y expandirla para que quede una capa lo más fina y uniforme posible.

¿Como debo limpiarla?

Para poder retirar la pasta térmica, antes de aplicar la nueva, se pueden usar varios líquidos específicos de limpieza, o bien alcohol de quemar. Hay que recordar que el alcohol daña la película protectora de las placas insoladas y por tanto debe usarse con cuidado en el procesador.

Una buena idea es usar bastoncillos de los oídos y algo de papel de cocina para su posterior repaso.

¿Qué pasta térmica es la mejor?

Es relativo, pero sin duda las propiedades descritas anteriormente como la conductividad nos dan un indicio de cuál sería la pasta térmica mas apropiada para nuestro PC, en este aspecto, es necesario decir que, si nuestro PC lo ocupamos para jugar, debemos aplicar una pasta de Alto Rendimiento como Arctic MX-4, Grizzly Kryonaut, Snowman o Thermagic, ahora, estas pastas térmicas no solo tendrán un mejor desempeño que las genéricas, sino que además el mantenimiento durará más tiempo y protegerá componentes tan importantes de nuestro PC como el procesador o la tarjeta de video.